Según el contexto actual provocado por la epidemia de coronavirus COVID-19 quedan suspendidas las actividades formativas previstas por esta ONG.

Sentimos las molestias.

El Implante Coclear

El implante coclear es un dispositivo electrónico de alta tecnología capaz de sustituir la estimulación electroquímica que se produce en la cóclea cuando existe una disfunción de las células ciliadas. Este transforma las señales acústicas que recibe en señales eléctricas que estimulan directamente la primera neurona del nervio auditivo, que envía la señal al cerebro.

De este modo se sustituye la función dañada de la cóclea, que se encarga de codificar los sonidos y transmitirlos al cerebro a través de las células ciliadas. Así, el implante no aumenta el sonido, sino que lo recoge, lo transforma en un estímulo eléctrico y lo aplica directamente al nervio auditivo, para que el cerebro pueda procesarlo hasta darle un significado.

Los implantes cocleares se componen de dos partes: la interna y la externa. La primera está formada por una placa receptora-estimuladora y por unos electrodos que el cirujano/a introduce en la cóclea, en el interior del oído, mediante una intervención quirúrgica. La parte externa está compuesta principalmente por el procesador de sonido, la bobina, los micrófonos y el sistema de baterías.

Mi hijo/a nació sordo/a

No está solo: infórmese sobre cómo podemos ayudarle mientras usted ayuda a su hijo/a en su camino hacia la audición.

Todos los padres desean que su hijo/a pueda desarrollar todas sus capacidades. Por tanto, descubrir que su hijo/a es sordo/a o padece hipoacusia puede ser un sentimiento devastador. Puede que esté sintiendo toda una serie de emociones muy intensas: desde enfado y confusión, hasta estupefacción y tristeza; pero no tiene por qué sentirse solo, en AICCANAR estamos para ayudarle en este proceso.

¿Padece mi hijo/a Hipoacusia?

Los bebés comienzan a oír y reconocer el ritmo y la melodía de las voces a los pocos meses de nacer. A menudo responden con balbuceos cuando se les habla. Un problema auditivo no tratado puede producir un efecto devastador en la capacidad del niño/a para aprender el lenguaje hablado. Esto repercute también en su escolarización, educación, expectativas profesionales y en la calidad de su vida en general. Los hitos comunicativos listados a continuación pueden ayudarle a descubrir los primeros indicios de hipoacusia en su bebé. Si está preocupado por el desarrollo de su bebé, póngase en contacto con su profesional sanitario para realizar una evaluación auditiva.

Actúe enseguida

Todos los padres desean que su hijo/a pueda desarrollar todas sus capacidades. Así, si acaba de descubrir que su hijo/a es sordo/a o padece hipoacusia, puede ser un sentimiento devastador. Sin embargo, la buena noticia es que un diagnóstico de sordera no es actualmente un problema que no pueda tener solución. Con un tratamiento adecuado desde el principio, la mayoría de los niños/as con hipoacusia podrán volver a oír y crecer con normalidad. Incluso aquellos con sordera profunda pueden unirse al mundo de los oyentes, ir a colegios convencionales, leer y hablar con sus compañeros, hablar por teléfono y escuchar música, es decir hacer vida normal, en AICCANAR podemos guiarle en esta labor que tienen como padres de un hijo/a que padece hipoacuasia en el grado que sea.

Menú